Seguridad Vial La Fatiga Campaña Refrescos y Conducción Consejos Sala de Prensa Twitter Facebook
 
 


■ PREVENIR LA FATIGA
         - Señales
         - Qué hacer
         - Falsos mitos
         - Decálogo
■ OTROS CONSEJOS
         - Viajar en verano
         - Mantenimiento
         - Consejos médicos
         - Alcohol y conducción

 

materiales

 
     
 

Viajar en verano

Antes de salir

  • Si viaja fuera de la Unión Europea, es necesario disponer del Permiso Internacional de Conducir.
  • Programa el viaje con suficiente antelación, evitando, en la medida de lo posible, los días de mayor afluencia de tráfico. Puede informarse del tráfico en el teléfono gratuito de la DGT 900 123 505.
  • Lleva un duplicado del juego de llaves del vehículo. Le ahorrara disgustos innecesarios.
  • Estudia el trayecto con antelación a través de un mapa o guía de viaje. Conozca bien el camino, posibles rutas alternativas, dónde comer, dónde repostar e incluso dónde dormir.
  • Lleva a mano los objetos personales que pudiera necesitar durante el viaje, así como los que fueran necesarios para el resto de los ocupantes, como bebida, juegos para los niños o elementos para los más pequeños.
Durante el viaje

  • Los ocupantes del vehículo deben llevar siempre puesto el cinturón de seguridad.
  • Para los trayectos largos, es conveniente llevar una alimentación adecuada. Los alimentos deben ser ricos en proteínas y vitaminas, evitando las comidas grasas, con exceso de calorías o las flatulentas.
  • Debe evitarse beber alcohol, ya que disminuye los reflejos, crea una sensación de euforia y una falsa seguridad. A partir de 0,3 gramos por litro de sangre de nivel de alcoholemia, nuestra capacidad física se ve mermada.
  • No se puede viajar con niños menores de 12 años en los asientos delanteros, salvo que se utilicen dispositivos homologados para tal efecto. De igual forma, hay que disponer de dispositivos especiales cuando se viaja con animales.
  • Mantén en todo momento la distancia de seguridad, circula siempre por la derecha, excepto para adelantar, volviendo lo antes posible a este carril.
  • Evita exceso de equipaje, coloca el equipaje en el maletero y, siempre que sea posible, no utilices la baca del vehículo.
  • Vigila atentamente la normal circulación de la vía, no distrayéndote de la conducción. Mantén la velocidad adecuada y la distancia de seguridad. De igual forma, cuando circules por la noche, dispón siempre de aire fresco y de una música animada, para tratar de evitar la somnolencia.
  • Si tienes que comer, haz una parada y aprovecha también para beber algo y mantener una buena hidratación. Igualmente si tienes que consultar algún mapa, es preferible que algún otro pasajero lo haga o detente en lugares donde poder hacerlo.
  • Utiliza ropa cómoda y holgada, zapatos que se ajusten al pié y no resbalen.

Los atascos

  • Para evitar los atascos intenta modificar los horarios de salida, tanto a la ida como a la vuelta, adelantando o retrasando el viaje.
  • Estudia el trayecto, ya que en caso de atasco prolongado podrá buscar una ruta alternativa.
  • Ten en cuenta el viaje con niños: ellos sufren mucho los atascos, por lo que conocer posibles puntos de parada le ayudará en caso de problema.
  • Ya en carretera, utiliza los sistemas de retención para todos los ocupantes y circule con precaución.
  • Un conductor que circula durante horas en un atasco ve aumentado el riesgo de sufrir un accidente, provocado por fatiga, somnolencia, estrés...
  • Las ganas de terminar el viaje puede hacer que el conductor quiera recuperar el tiempo perdido, sin tener en cuenta el “efecto acordeón” de los atascos.<
  • No se ponga horas de llegada: cuando pensamos que la circulación ya está reestablecida, aparecen de nuevo las retenciones, y una leve distracción puede provocar una grave colisión por alcance.
  • Uno de los momentos más peligrosos es cuando nos aproximamos a la retención. Frena con suavidad, avise al resto de vehículos del atasco, y observe una posible salida de escape en el caso de que el conductor que circula detrás de nosotros no pueda frenar a tiempo.
  • Llevar los reposacabezas bien ajustados, y no llevar objetos sueltos en el interior del habitáculo.
 
     
quiénes somos | enlaces de interés | contacto