Seguridad Vial La Fatiga Campaña Refrescos y Conducción Consejos Sala de Prensa Twitter Facebook
 
 


¿QUÉ ES?
CAUSAS
         - Factores psíquicos
         - Facores físicos
CONSECUENCIAS
CÓMO IDENTIFICARLA

 

materiales

 
     
 

Factores psíquicos

Los factores personales del propio individuo influyen en su conducta al volante. Componentes afectivos, emocionales, personales y subjetivos pueden incrementar el riesgo de accidentes. Además, la propia personalidad de cada conductor puede generar actitudes de osadía, riesgo, agresividad, etc. El tiempo de conducción también hace que disminuyan drásticamente las capacidades psíquicas.

Uno de factores a tener en cuenta es el estrés, dada su alta incidencia en nuestros días. Esto es especialmente significativo en los casos relacionados con el ámbito laboral, ya que muchos conductores tienen que utilizar el vehículo para desplazarse a sus lugares de trabajo o bien inician un largo viaje después de la jornada laboral. Según el “Estudio de Fatiga y Conducción 2008” del RACE y ANFABRA, el 34% ha iniciado un viaje tras una jornada laboral, lo que aumenta el riesgo de fatiga.

La situación de estrés en una primera fase se caracteriza, entre otras cosas, por una activación cerebral y del sistema nervioso. Esto trae consigo una mayor capacidad de reacción, una mejora de los niveles sensoriales, y de los mecanismos de alerta. Estos efectos, que en principio no son perjudiciales para la conducción, sin embargo, también pueden implicar un mayor nivel de agresividad, impaciencia, predisposición a conducir temerariamente o tomar decisiones arriesgadas, a no respetar las normas y señales de circulación, etc.

En fases posteriores, el organismo aumenta su resistencia hasta entrar en una fase de agotamiento que dificulta procesar la información durante los desplazamientos, y la capacidad de atención y reacción ante un imprevisto.

El estrés, por tanto, causa fatiga al conducir. A la hora de conducir este factor se manifiesta en conductas irresponsables como no respetar las normas de tráfico, conducir a más velocidad, hablar durante la conducción, fumar, etc., efectuar maniobras bruscas, adelantamientos indebidos, etc., consumir alcohol cuando se tiene que conducir, etc.


Un 34% de los conductores ha iniciado un viaje tras una jornada laboral, lo que aumenta el riesgo de fatiga.

 

factores psiquicos


Parar cada 2 horas o 200 km y beber un refresco, reduce el riesgo de fatiga.

 
 
     
quiénes somos | enlaces de interés | contacto